¿A quién afecta la subida del precio de la luz?

Filomena no solo nos está dejando una terrible ola de frío, peleas surrealistas de bolas de nieve y múltiples estampas para la historia; también ha protagonizado una de las subidas del precio de la luz más grandes de los últimos años, en concreto un 27% más en lo que llevamos de 2021 en comparación con los mismos días de 2020. En términos económicos, esto se ha traducido en 0,1681€ céntimos por kWh con la tarifa regulada (PVPC).  

Según Facua, si nos basamos en estos datos, la factura eléctrica del español medio se situaría en 80,71€, más de un 50% que en la factura media de 2020. 

No, la subida del precio de la luz no afecta a todos los consumidores  

Grábatelo a fuego: esta subida del precio de la luz solo afecta a las tarifas reguladas PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), no a las tarifas de los contratos del mercado libre. Por tanto, si eres de Capital Energy estas circunstancias extraordinarias del mercado no te afectarán en lo más mínimo. 

Ahora que ya respiras más tranquil@, te explicaremos muy brevemente qué ha pasado con la subida de las tarifas reguladas y por qué nosotros no nos vemos afectados. 

¿Qué son las tarifas de luz reguladas?  

Se trata de las tarifas reguladas por el Gobierno. Estas son ofertadas solo por comercializadoras que, por lo general, pertenecen a las grandes y ninguna de ellas, por cierto, es 100% verde; es decir, no sabes si la energía procede de fuentes contaminantes. 

 Las facturas de la luz de las tarifas PVPC están formadas por:  

  • El precio de producción electricidad o el coste de la energía. Se fija en el mercado eléctrico mayorista (OMIE) y constituye en torno al 35% del total de la factura. Este es el precio/ kWh que ha subido en los primeros días del 2021. Es decir, los consumidores de estas tarifas solo verán afectada su factura en ese porcentaje, ya que el resto está regulado por el Gobierno y es fijo.

Este precio se determina diariamente y a cada hora en el “pool” donde se encuentran todas las materias primas de la energía: las renovables (eólica, solar e hidráulica), nuclear, gas y carbón.  

Para cada hora del día siguiente, los productores de energía hacen sus ofertas, que se ordenan de menor a mayor, y los consumidores y comercializadoras (demanda) proponen los precios a pagar, de mayor a menor. Importante: al ser un mercado marginalista, el precio final de los productores lo marca el último en acceder al sistema, es decir, el precio más alto.   

El precio final de la electricidad se fija a partir de un punto de equilibrio entre la oferta, la demanda y todas las demás variables (como el mercado internacional) a través de un cálculo realizado por el algoritmo EUPHEMIA. A este precio habría que sumarles:  

  • Impuestos directos. Impuesto eléctrico, tasa municipal e IVA del 21%.
  • Costes regulados por el Gobierno. Distribución, transporte, costes del Operador Sistema y el Operador Mercado, etc.
  • Alquiler de equipos de medida.
  • Margen que cobran algunas comercializadoras.  

¿Por qué ha subido el precio variable de la producción de energía?  

Esta subida en el precio de la luz de las tarifas reguladas se debe a muchos factores: que han creado la tormenta perfecta:

  • La subida del precio del gas a nivel internacional. Asia vive también una ola de frío, incluso más grande que la española. La demanda de gas en estos países es tan grande que ha afectado a todo el mercado internacional de gas natural. En España, el precio ha ascendido hasta los 51,55€/MWh y nuestro proveedor habitual, Argelia, solo nos ha vendido una cuarta parte de lo habitual. Y te preguntarás: ¿y en qué afecta el gas a la electricidad? Pues que cuando se fijan los precios en el pool de las tarifas reguladas, el último en entrar en juego es el gas de los ciclos combinados del sector eléctrico. Por ello, el precio final de producción ha sido tan elevado.
  • Filomena. La alta demanda de gas y luz en España debido a la ola de frío ha hecho que el volumen de este haya decrecido y hayamos tenido que recurrir a gas almacenado.
  • El precio del CO2 por tonelada que deben pagar las centrales térmicas, que ha marcado un récord de 35 euros/tonelada de CO2.

Con Capital Energy estás blindado ante futuras Filomenas  

En conclusión, el mercado eléctrico español es tan complicado y hay tan poca cultura energética que no nos extraña que te haya dado un vuelco al corazón al ver tantos titulares incendiarios en la prensa. Por ello, te volvemos a tranquilizar: si estás con Capital Energy estos vaivenes del mercado no te afectarán. Nosotros te aseguramos: 

  • Un precio fijo mínimo durante un año. Te ofrecemos el precio por potencia (el gasto fijo de tu factura) más bajo permitido por el Estado
  • Sin permanencia. Puedes irte cuando quieras.
  • Energía 100% renovable. Producimos energía limpia en nuestras propias instalaciones solares y eólicas de España y Portugal.
  • Sin gastos sorpresa. No tenemos cuotas adicionales ni gastos de gestión. Pagas solamente por la energía que usas.
  • Nos adaptamos. Puedes elegir entre nuestras dos tarifas, Siroco y Mistral, y nuestras diferentes potencias según tus necesidades.
900 525 182

Si quieres unirte a Capital Energy, déjanos tu número de teléfono y contactaremos contigo para resolver cualquier duda.

Te llamamos

Campo requerido Formato de teléfono incorrecto ¡Ahora te llamamos! Ha ocurrido un error.

Acepto que Capital Energy trate el número introducido para atender mi solicitud de contacto. Puedes ejercer los derechos establecidos en los artículos 15 a 22 del RGPD. +info en Política de Privacidad