El impuesto al sol: Todo lo que debes saber

¿Alguna vez te has preguntado qué es el impuesto al sol del que tanto se hablaba allá por 2015? ¿Qué ha cambiado? ¿Es posible que vuelva a aplicarse en España próximamente? ¡Sigue leyendo! Esto te interesa. 

El absurdo impuesto al sol 

Laura suele tomar un café para desayunar en un bar cerca de su trabajo. Sin embargo, cuando tiene más tiempo se lo prepara en casa con su cafetera italiana. ¿Te imaginas que, además del precio que debe pagar por el café en el bar, también tuviera que pagar un extra por tener la posibilidad de hacerlo en su hogar? Así de absurdo sonaba el impuesto al sol, nacido en España en 2015.

¿Qué era el impuesto al sol?

El impuesto al sol o “peaje de respaldo”, como se le conocía oficialmente, consistía en los costes de distribución y mantenimiento de la red eléctrica que los consumidores que tenían placas solares instaladas debían pagar. Sí,  has leído bien: los que contaban con su propia energía a través del autoconsumo.

La justificación del impuesto al sol se basaba en que cuando estos consumidores no tuviesen energía solar o eólica, por ejemplo, por falta de viento o sol, tenían que recurrir a la energía de la red eléctrica, y por ello debían pagar lo mismo que el resto de las personas en su factura eléctrica.

Y no solo ese coste  

Además del importe del impuesto al sol, los consumidores que se autoabastecían con energía solar debían verter la electricidad que les sobraba a la red distribución sin ninguna compensación a cambio. 

Sin embargo, el impuesto al sol no se aplicó todo el mundo, ya que los hogares que se autoabasteciesen con menos de 10kW (la mayoría) no tenían que pagar ningún coste añadido. Es decir, solo tenían que pagar aquellas instalaciones con más de 10kW contratadas o las que tenían baterías de almacenamiento para conservar el excedente de energía.

En 2018 dijimos adiós al impuesto al sol

Gracias a numerosas presiones políticas y sociales, en septiembre de 2018 el Real Decreto 15/2018 dijo ‘adiós’ al impuesto al sol a través de medidas urgentes "para la transición energética y la protección de los consumidores" que proclamaba:

  • El derecho a autoconsumir energía eléctrica sin pagar un ‘peaje’.
  • El derecho al autoconsumo compartido favoreciendo a las economías de escala.
  • La disminución del importe de las multas por errores en las instalaciones.
  • La simplificación de los trámites legales y administrativos de instalación.
  • La diferenciación entre redes con excedente y sin excedente. Las que tienen excedente pueden verter su energía sobrante en la red con una compensación a cambio.
  • La posibilidad de contratar cualquier potencia de luz múltiple de 0,1kW, siempre que no supere el máximo posible. ¿Recuerdas que aquí te hablamos de esto?

El impuesto al sol: los retos de los próximos años 

Como te hemos comentado, el impuesto al sol no se aplicó a la mayoría de los hogares que se autoabastecían. No obstante, estas restricciones sí pausaron el desarrollo de consumo de placas solares en España y, sobre todo, le dieron una mala imagen de cara al consumidor final. ¿Qué tiene que pasar ahora?

Para que España se una a la carrera de los demás países europeos y cumpla sus objetivos propuestos para 2030, necesita alcanzar una cuota de energías renovables de al menos un 42%. Y, para lograrlo, además de las facilidades gubernamentales y burocráticas, los ciudadanos necesitan concienciación e información. Y es que cada vez tenemos menos obstáculos para unirnos a una energía limpia 100% renovable

¿Y tú? ¿Qué opinas sobre el impuesto al sol? ¿Crees que la mayoría de personas siguen creyendo que existen este tipo de baches para consumir energía verde

Fuente imagen: Pexels. 

900 525 182

Si quieres unirte a Capital Energy, déjanos tu número de teléfono y contactaremos contigo para resolver cualquier duda.

Te llamamos

Campo requerido Formato de teléfono incorrecto ¡Ahora te llamamos! Ha ocurrido un error.

Acepto que Capital Energy trate el número introducido para atender mi solicitud de contacto. Puedes ejercer los derechos establecidos en los artículos 15 a 22 del RGPD. +info en Política de Privacidad