Mujeres que cambian el mundo desde las energías renovables

¿Sabías que solo un 30% de las estudiantes a nivel mundial cursa carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas? Hoy, en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, queremos contarte la historia de dos mujeres, una del siglo pasado y otra de la actualidad, que desafiaron los estereotipos de la ciencia y cambiaron el mundo desde las energías renovables.

Mária Telkes, la reina del sol  

Nacida en Hungría en 1990, Mária fue una científica pionera en la energía solar con más de 20 patentes a su nombre. Estudió y se doctoró en Física y Química en la Universidad Eötvös Loránd y en 1925 emigró a Estados Unidos, donde empezó a trabajar para como biofísica para el MIT.

A principios de la década de los 40, Mária empezó a cambiar el mundo con sus inventos, entre los que destacaron:

  • El primer generador termoeléctrico.
  • Uno de los primeros sistemas de almacenamiento de energía solar que proporcionaba calefacción a una casa. La Casa Dover, lugar donde se realizó el experimento, contaba con paredes y techos que contenían sal de glober, un químico capaz de almacenar calor al derretirse con los rayos del sol y, mediante unos ventiladores, distribuirlo por toda la vivienda. Este sistema era capaz de almacenar calor durante 10 días.
  • Un horno solar que permitía cocinar alimentos a comunidades rurales con pocos recursos y sin acceso a electricidad o gas.
  • Un destilador solar portátil capaz de desalar el agua de mar para el consumo humano. Este invento salvó la vida de muchos marinos y pilotos en la Segunda Guerra Mundial.

Máría recibió muchos reconocimientos por su relevante papel en el desarrollo de la tecnología solar y asesoró hasta los años 90 (cuando tenía más de 90 años) a compañías especializadas en energía solar. Todo un ejemplo para las próximas generaciones de mujeres que también cambiarían el mundo a través de una energía limpia y renovable.

Marjan van Aubel, la diseñadora del sol

Al igual que Mária Telkes, Marjan creyó desde muy pequeña en el poder del sol. Esta diseñadora holandesa de 36 años ha creado la unión perfecta entre sostenibilidad, diseño y tecnología. ¿Cómo? Convirtiendo objetos cotidianos, como una mesa, una ventana o un vaso, en piezas capaces de captar y generar energía solar mediante celdas fotovoltaicas.

Pero no cualquier celda. Marjan integra en sus objetos las celdas solares Graetzel, también llamadas células coloreadas o células de pigmento fotosensible. Se trata de placas con “colorantes vegetales” que son capaces de convertir la energía del sol en electricidad gracias a un proceso electroquímico que imita el proceso de fotosíntesis de las plantas. Estas células no necesitan luz solar directa, por lo que pueden conseguir energía solar en interiores con poca luz.

Uno de los inventos más destacados de Marjan es la Powet Plant, un invernadero que utiliza vidrio fotovoltaico transparente para capturar la energía del sol y producir energía en el interior. Con este sistema, que aún está en desarrollo, se crea un microclima apto para el cultivo de alimentos que consigue ahorrar hasta un 90% del uso de agua y cuadruplica el rendimiento de los cultivos. Maravilloso, ¿no?

Aquí puedes ver todos los inventos patentados por “la diseñadora del sol” que ya están cambiando el mundo siguiendo la estela marcada por Mária Telkes.

Porque los referentes de ayer y hoy son imprescindibles para romper la brecha de género que existe aún hoy en la ciencia. 

¿Conoces alguna historia más de mujeres que están cambiando el mundo? Anímate a compartirla con nosotros.