¿Qué es una subasta renovable y en qué te afecta?

Hace menos de una semana se celebró en España la primera subasta renovable desde 2017. Si cuando te hablan de subasta, piensas automáticamente en pequeñas pizarras con precios cada vez más altos y una obra de arte carísima encima de un escenario, necesitas leer este post. Te contamos qué es una subasta renovable y cómo te afecta como consumidor de energía 100% limpia.

¿Qué es una subasta renovable?

Es uno de los mecanismos que existen en España para fijar el precio de la energía renovable que consumimos los ciudadanos. La subasta renovable está formada por:

  • Producto subastado. En esta caso se puja por la potencia instalada; es decir, la cantidad total de energía renovable que puede producir una instalación eléctrica, por ejemplo, un parque eólico o una presa hidráulica. En la pasada subasta, se ofertaron 3000 megavatios (MW) de energía 100% limpia.
  • Adjudicatarios. Empresas energéticas que pujan por cada megavatio de energía limpia a un precio determinado. Para determinar ese precio, los participantes realizan una estimación por la cual sus inversiones serán rentables.
  • Precios. Los adjudicatarios realizan estas ofertas en términos de precios de energía eléctrica (€/MWh); es decir, pujan ofertando el precio que están dispuestos a cobrar por la electricidad que generen sus instalaciones. A diferencia de una subasta habitual, las ofertas con los precios más bajos serán las que más megavatios consigan.
  • Subasta a sobre cerrado. Significa que cada participante de la subasta renovable presenta su oferta en privado y no conoce en ningún momento las pujas del resto. Al final del proceso, cuando ya se ha alcanzado el cupo previsto, el adjudicatario recibirá un precio determinado por MW, que será el mismo por el que apostó (paid as bid).
  • Tecnologías renovables. Dentro de la subasta, participan diferentes tipos de energías renovables, pero, por lo general, aquellas que cuentan con un coste de instalación más bajo (como un parque eólico o una instalación solar), serán las que más potencia (MW) consigan. ¿Por qué? Porque al estar tan desarrolladas, las empresas que las ofertan pueden permitirse precios más bajos.
  • Marco regulatorio. Esta subasta está regulada por el Régimen Económico de Energías Renovables (REER), impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Es decir, es el Gobierno el que organiza la subasta y regula todos los elementos que intervienen en ella (potencia instalada, adjudicatarios, plazos, precios, etc.). En otras palabras, este organismo se asegura de que las empresas puedan cobrar ese precio de energía durante un determinado periodo de tiempo y que los ciudadanos paguen ese precio mínimo.

En resumen, en una subasta renovable participan muchas empresas energéticas que pujan por megavatios de energía limpia. Las ganadoras de la subasta logran poder ofertar su energía a un precio garantizado durante un periodo de entre 12 y 15 años. Estas empresas se comprometen a construir y a operar sus instalaciones eléctricas según los plazos previstos. Si no los cumplen, pueden ser penalizadas.

Y te estarás preguntando, ¿y a mí en qué me afecta una subasta renovable si no tengo nada que ver?

¿Por qué son importantes las subastas renovables?

  1. El beneficio más inmediato para el consumidor es un precio de energía más bajo. Si las empresas ganadoras de la subasta asumen el compromiso de ofrecer su energía limpia a un precio bajo, este entrará en el mix energético general (matriz energética) y, como consecuencia, hará decrecer el precio final de la energía. Aquí te contamos cómo funciona este proceso.
  2. Pero no se trata solo del precio. El objetivo principal de esta subasta renovable es avanzar, a través de las energías renovables, en el proceso de descarbonización de la economía y la sociedad española. En otras palabras, la meta final es ayudar al planeta apostando por energías no contaminantes. De hecho, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) pretende alcanzar 60 GW de energía renovable para 2030. Es decir, si en esta subasta renovable se han ofertado 3000 MW, todavía nos quedarían 57.000 MW por ocupar.
  3. Las subastas renovables facilitan la financiación de nuevos proyectos renovables aportando seguridad a los inversores que quieren apostar por ellos. ¿Cómo? A través de un precio garantizado que asegura rentabilidad de las empresas energéticas en las que invierten y un marco jurídico seguro por el que guiar sus inversiones.
  4. Más competencia, más tecnologías. Como sabemos, hasta ahora la energía en España ha estado en manos de unos pocos. Esta subasta renovable ayudará a incrementar el número de empresas y comunidades energéticas que intervienen en el sector. Y no solo de las energías más comunes, como la eólica y la solar, sino también aquellas que desarrollen tecnologías innovadoras como el almacenamiento o el hidrógeno verde.
  5. Impacto en toda la cadena de valor renovable. Si hay cada vez más empresas que apuestan por la energía verde y estas cuentan con el respaldo gubernamental, esto se traduce en la reactivación económica de toda la industria en términos de creación de empleo local y desarrollo sostenible.

¿Y qué pinta Capital Energy en una subasta renovable? 

En la última subasta de energías renovables se presentaron 84 empresas con ofertas para 9.700 megavatios. Finalmente fueron 32 compañías las que consiguieron 3.034 MW (el cupo máximo): 2.036 MW de energía fotovoltaica y 998 KW en energía eólica. ¿Por qué te contamos todo esto? Porque nosotros participamos en la subasta y conseguimos 620 MW eólicos que nos asegurarán poder ofrecerte energía verde a un precio garantizado durante muchos años.

Y es que nuestro papel no es solo poder ofrecerte energía 100% limpia, también tenemos el deber de darte toda la información necesaria para que conozcas cada uno de nuestros pasos.  Así que, si tienes alguna duda o comentario, escríbenos y estaremos encantados de ayudarte a entender los entresijos de las subastas renovables y el mercado energético. Porque la energía no tiene que ser difícil ni aburrida. 

900 102 210

Si quieres unirte a Capital Energy, déjanos tu número de teléfono y contactaremos contigo para resolver cualquier duda.

Te llamamos

Campo requerido Formato de teléfono incorrecto ¡Ahora te llamamos! Ha ocurrido un error.

Acepto que Capital Energy trate el número introducido para atender mi solicitud de contacto. Puedes ejercer los derechos establecidos en los artículos 15 a 22 del RGPD. +info en Política de Privacidad