¿Qué tipos de energía renovable existen?

Si tienes un máster en el reciclaje de tu casa.

Si te has pasado a las bolsas de tela y a los cepillos de dientes de bambú.

Si le das RT a todos los ‘zascas’ de Greta Thunberg en Twitter.

Pero, aún así, todavía no utilizas energía renovable, puede que este post te interese.

Hoy te hablaremos de los tipos de energía renovable que existen para que, cuando estés preparado o preparada para cambiar de fuente de electricidad, tengas toda la información en tu poder.

Tipos de energía renovable: ¿solo agua, sol y viento?

Como sabes, la energía renovable es aquella que se obtiene a través de fuentes naturales inagotables y, por ello, no producen ningún gas contaminante en la atmósfera.  Son las únicas que nos aseguran un futuro sostenible. 

Algunos de los tipos de energía renovable más utilizados son:

  • Energía eólica. Es la que se produce gracias a la fuerza del viento. Se genera a través de aerogeneradores (grandes o pequeños) que pueden estar instalados en tierra firme (los más comunes) o en el mar (energía eólica-marina). Estos aerogeneradores son capaces de recibir toda la energía cinética del viento y desatar un movimiento rotatorio en sus hélices que, posteriormente, accionarán la máquina generadora de la electricidad 100% limpia. 
  • Energía solar. Producida con la radiación del sol a través de paneles solares. Estos son capaces de generar electricidad (energía solar fotovoltaica) o calor (energía solar térmica) a los hogares y negocios.
  • Energía hidráulica o hidroeléctrica. Se produce gracias a la fuerza del agua de los ríos en movimiento. El funcionamiento es sencillo: cuando llueve o la nieve se deshiela, una presa, instalada estratégicamente cerca de los ríos, acumula grandes cantidades de agua. La fuerza del agua empuja las cuchillas de una turbina ubicada dentro de la presa y la hace girar. Al hacerlo, la energía cinética del agua se convierte en energía mecánica y, finalmente, se convierte en electricidad gracias a un generador.
  • La energía de la biomasa. Consiste en utilizar la materia orgánica, animal o vegetal, y convertirla en fuente de energía. Esta materia orgánica puede ser natural (la que encontramos en la naturaleza), residual (actividades urbanas, agrícolas, forestales o ganaderas) o la que se produce con cultivos energéticos.

Para que estos residuos se conviertan en energía, debe producirse una combustión, ya sea en centrales térmicas con calderas enormes o en calderas domésticas. Las aplicaciones de este tipo de energía pueden ser térmicas (agua caliente) o eléctricas (calefacción).

  • Biocarburantes. Se trata de materiales de origen orgánico (biomasa de origen vegetal o animal) que pueden generar energía que será utilizada como combustible a través de un proceso de combustión. Los más utilizados son el bioetanol (mezcla de cereales y cultivos ricos en azúcares y gasolina) y el biodiésel (mezcla de aceites de origen vegetal y grasas de animales y gasóleo).
  • Energía marina. La energía renovable favorita del rey Tritón. Esta puede ser mareomotriz y undimotriz.

Por un lado, la energía mareomotriz es la que se produce con el movimiento de las mareas y los océanos en lugares específicos de las costas. 

Por su parte, la energía undimotriz es aquella que se genera gracias al movimiento de las olas que produce el viento. 

  • Energía geotérmica. Por último, y no por ello mejor importante, os hablaremos de la energía que se produce gracias al calor del interior de la tierra: la geotérmica.

Como sabemos, la tierra tiene diferentes capas. En la capa más profunda existe agua a una temperatura muy elevada que, cuando sale a la superficie, se convierte en vapor.  Estas fuentes de agua, que se concentran en forma de géiseres, volcanes o aguas termales, se aprovechan para producir energía 100% limpia. ¿Cómo?

A través de tuberías subterráneas, las centrales geotérmicas extraen el vapor que hay bajo la tierra y lo transforman en electricidad con un generador. Cuando el vapor cumple su función, vuelve a la tierra en forma de agua empieza otra vez la cadena renovable. 

Por supuesto, estas no son los únicos tipos de energías renovables que existen, pero sí son las más utilizadas en el mundo. En este post te hablamos de las energías renovables del futuro, como la antimateria, la energía azul o las pinturas fotovoltaicas. ¿Conoces alguna energía 100% limpia más? Cuéntanoslo.

900 102 210

Si quieres unirte a Capital Energy, déjanos tu número de teléfono y contactaremos contigo para resolver cualquier duda.

Te llamamos

Campo requerido Formato de teléfono incorrecto ¡Ahora te llamamos! Ha ocurrido un error.

Acepto que Capital Energy trate el número introducido para atender mi solicitud de contacto. Puedes ejercer los derechos establecidos en los artículos 15 a 22 del RGPD. +info en Política de Privacidad